English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 20 de septiembre de 2012

Arqueología: Oriente.





China, Japón Y Tíbet.


Culturas muy interesantes y misteriosas, lo cierto es que estas tres tienen semejanzas muy cercanas entre ellas, aunque claro está, cada una con su personaje inspirado por la divinidad.

Incluso hoy, para muchos, es difícil penetrar y sentir el “espíritu” de la cultura oriental, pero, al igual que todas la anteriores, está la presencia de una intervención de Seres provenientes de otros mundos, para confirmar que en global, el hombre del planeta Tierra ha sido y, lo es aún hoy, vigilado y apoyado por estos Seres.

En las Crónicas Sagradas orientales existen textos que aluden de una manera tan directa a ésta intervención, que puede compararse a la cultura Hindú.
 Hace miles de años, LA ESTIRPE DE HAM, dejó escrito un manuscrito que narra lo que sigue:
 
Lo cierto es que son de los pocos manuscritos que se conocen de estas Culturas tan desconocidas para occidente, pero intentaré extraer más datos, para lo cual me apoyaré también en Países de raíz oriental, globalizando así, de esta manera, mucho más la Cultura Oriental que se extiende por muchos países como Corea.

De hecho en la Cultura Coreana, los arqueólogos literarios hallaron unos textos misteriosos que hablaban del origen de algunas de estas estirpes y de la procedencia de algunos de sus Reyes.



               En este punto quiero hacer un breve paréntesis para hacer mención de nuestra Hispana Mitología que, narra historias de Dragones Submarinos y Voladores que lanzaban fuego y humo por la boca, creando el consiguiente terror en las gentes de aquellos lugares. Por ello, se veían obligados a reclamar a las autoridades la intervención de sus más valerosos caballeros, entre los cuales sobresale San Jorge. Basándose sobre estos textos un director de cine, Fernando Colomo, dirigió una película que tienen muchísimo que ver con la realidad de estos dragones voladores y la historia de San Jorge.
Recomiendo el verla. Su título “El Caballero del Dragón”.

Pero no me quedaré únicamente en éste comentario, sino que veremos más adelante, como en la Pinacoteca Religiosa y de los Museos españoles, (también en la Mundial), están dibujados con mucho mensaje, estos extraños “globos luminosos”, en cuyo interior los Seres Angelicales venían, y vienen.



               Sigamos con los Textos Sagrados orientales.
               En las cercanías del 2.340 a. C., consta esta crónica ancestral:


               La imagen inferior representa a las Divinidades Japonesas.


               Como se puede observar las ilustran descendiendo de los cielos sobre “extrañas fulguraciones” al encuentro de los seres humanos. Este documento pintórico-literario japonés se conoce como MANUSCRITO VIII, y está situado en el Museo del Japón, en Kioto.





               Existe un Manuscrito milenario, hallado igualmente en Japón, se trata del MANUSCRITO CHI-CHUNG, en donde se puede observar cómo éstas Culturas Orientales representaron estos visitantes del cielo, que traían una Sabiduría Espiritual y Material Superior, y que las transmitían para el mejoramiento del sistema de vida del ser humano de nuestro planeta.

              


Vemos cómo perduran en el tiempo referencias gráficas de la presencia y la visita de estos Espirituales Seres que siempre han buscado el beneficiar a la humanidad, a pesar de que en numerosas veces los poderes fácticos hagan hasta el imposible por ocultarlo.
No solo se han encontrado documentos milenarios, sino que también han sido halladas pinturas rupestres, que corresponden a épocas prehistóricas, como en la zona denominada BAHÍA DE LAS LLAMAS MISTERIOSAS. En éste emplazamiento se ha hallado una pintura que representa claramente un vehículo a propulsión.




               ¿Cómo podrían tener los prehistóricos habitantes del Japón el mínimo conocimiento del vuelo?.



Ciertamente estas evidencias son muy importantes para poder darnos cuenta de que estos Seres nos visitan desde los tiempos más remotos.
Las representaciones de las Divinidades también se conectan directamente con estos hechos ocurridos hace tanto tiempo y, que se han perpetuado en todas las épocas de la humana historia, como hechos mágicos o sobrehumanos. Algunos de estos manuscritos ilustrados, muestran también a Buda y sus Mensajeros sobre intrigantes “nubes discoidales” viniendo a visitar para orientar y ayudar a los seres humanos.


               ¿Qué querían transmitir los atávicos habitantes del Japón con estas elocuentes ilustraciones?.

              
Las manifestaciones más profundas de los pueblos de la Tierra, dan claramente a entender que estos Seres, muchísimo más evolucionados que los humanos, a todos los niveles, desde el material-técnico al más importante, el Espiritual-moral, nos visitan desde hace milenios, y con seguridad desde el inicio de la especie humana. Es muy probable, por no decir absolutamente seguro, que hayan sido estos Seres de Conciencia Volumétrica, los que hayan intervenido decisivamente en la evolución de la especie humana.


Hemos visto de la Cultura Oriental, tanto monumentos, como escritos, así como ilustraciones y todas ellas, mantienen un paralelismo en las definiciones y manifestaciones de estos Seres y sus medios de transporte.



               En este Manuscrito Milenario del Tíbet, se representan a las Divinidades tibetanas sobre sus vehículos.
Lo más interesante de esta escena, es que representan a las Divinidades interviniendo en la naturaleza prehistórica del ser humano. Como sabemos en todos los Libros Sagrados se habla de la creación del hombre, y como verán más adelante, el Espíritu Creativo Universal, Dios, no está sólo, sino que delega en algunos de sus elevadas y evolucionadisimas Criaturas algunas tareas puntuales que tienen directa relación con sus Designios Divinos. 


               También en sus monumentos han dejado evidenciada esta atávica memoria de “esos objetos brillantes”, esas “luces relucientes” desde las cuales, en numerosas veces, oían la voz de los dioses.
              
               En Indonesia hay un templo milenario que se llama STUPA, y se encuentra en Borobudur. Es uno de los Templos Sagrados Budistas antiguos más venerados, y un punto de turismo cultural. Su visión es impresionante por la grandeza de su tamaño. Pasear por sus terrazas y contemplar sus tallas es como viajar en directo a otro mundo.
Pero lo más impresionante de todo es la terraza dedicada a Buda. En ella se puede observar cuando se llega, que está llena de una especie de “campanas” que están en su superficie, y dentro de cada una de ellas hay un Buda en estado de meditación.
               Conociendo las historias que hemos leído, estos objetos, podrían simbolizar muy bien a aquellos en los que  antiguos habitantes de estas zonas        veían llegar a los Seres Divinos.

De este modo, y con estas imágenes, les dejo con la siguiente Cultura: ARABIA

Un saludo en la distancia.

Antonio Pastor L. 
 









           









Preguntas, opiniones, o criticas hacerlos en: 
antoniopastor555@gmail.com

o en facebook en: